Formulario de contacto Cerrar
Facebook Google+
Historia

La primera industria que se instaló en Barracas al Sud fue la del saladero. Estos establecimientos fabriles eran muy rudimentarios y estaban dedicados a preparar carne vacuna para la alimentación de los esclavos del Brasil, de las Antillas y del sur de los Estados Unidos.
El saladero estaba compuesto por corrales para la hacienda, playa para la matanza, galpón para preparar la carne, secadero al aire libre, calderas para derretir la grasa y depósitos para la sal y los cueros.
Después de muerto el animal se lo desollaba (tarea de sacarle el cuero), luego se lo llevaba al galpón llamado despostadero (de depostar : fraccionar la res ) donde se cortaba la carne en tiras largas y delgadas, se la dejaba desangrar y luego se sumergía en salmuera (sal en agua) en grandes piletas. Después de varios días de inmersión la carne se sacaba y se ponía a secar al aire y al sol en varas de madera horizontales puestas sobre estacas. Una vez seca se envasaba en barricas para exportarla.
La grasa se derretía en un sitio aparte, donde estaban las calderas , que se llamaba grasería y se exportaba o se utilizaba para fabricar jabón y velas. En algunos saladeros también se fabricaba aceite para iluminación con la grasa de las patas de las reses; este aceite se llamaba "aceite de patas".
Los cueros se salaban y secaban para exportarlos.
En los saladeros trabajaban muchos peones que de acuerdo a las tareas que ejecutaban se denominaban corraleros, matarifes, despostadores, varaleros (los que colgaban la carne), que alternaban con reseros y carreros.
Toda esta gente conformó una especie de comunidad que vivía en un ambiente mitad de campo y mitad de ciudad y no siendo de ninguno de ambos sitios recibió el nombre de "orilleros", por estar en las orillas de la ciudad y de la campaña (campo).
Por su suciedad y por haber contaminado las aguas del Riachuelo, los saladeros fueron levantados dejando sin trabajo a la mayor parte de los habitantes del Partido.
Con el cierre de los saladeros terminaba el primer período de la industria en Barracas al Sud.